Secuencian el genoma del animal más resistente del planeta

Secuencian el genoma del animal más resistente del planeta

Los tardígrados son la especie más resistente del planeta. Pueden sobrevivir incluso en el vacío del espacio y ahora estamos a punto de descubrir su secreto.

Los tardígrados también reciben el nombre de Osos de Agua, quizás por el andar similar a los osos. Y aunque estas criaturitas pueden ser encontradas casi en cualquier lado, es difícil verlos a simple vista, pues son bastante pequeños. Medio milímetro como máximo miden estos pequeñines y los puedes encontrar en musgos, aguas oceánicas o dulces y líquenes.

Se alimentan de algas microscópicas, de nematodos y algunos otros invertebrados. Se han hallado fósiles de más de 500 millones de años de antigüedad, por lo que su estancia en el planeta ha sido más larga que la nuestra. Y como no, si estos bichitos pueden soportar temperaturas cercanas al cero absoluto (Unos 272 °C), y hasta de 150 °C. Pueden soportar hasta 6.000 atmósferas de presión y pueden sobrevivir sin agua por más de 10 años. Además de esto, pueden resistir las radiaciones ionizantes cientos de veces superiores a las que se consideran letales para el ser humano y pueden sobrevivir en el vació del espacio.

Aunque parezca sacado de un libro de ciencia ficción, estos animalillos existen y han impresionado a los científicos desde su primera observación por allá por 1773. Sobre todo, por su capacidad de sobrevivir años sin la presencia de agua. De hecho, se dice que los tardígrados han sobrevivido todas las extinciones masivas, y seguramente, sobrevivirán todas las que vienen, por lo que algunos piensan que seguirán con vida cuando el sol se extinga.

Los tardígrados, ¿Los mayores secuestradores genéticos del planeta?

Algunas teorías sobre su durabilidad decían que era un híbrido entre un animal y una bacteria. Otro estudio más reciente encontró que en su genoma existía más de un 17% de material genético ajeno. Mucho del material genético encontrado provenía de hongos, bacterias y plantas, por lo que se pensaba que era un “secuestrador genético”.

Quizás te interese:   Casi el 17% de tu ADN no es humano, afirma un estudio

Esto era más del doble de los rotíferos, los mayores “ladrones de ADN” descubiertos hasta ahora. Ellos solo poseen un 8% de genoma “hurtado”, cosa que no es extraña en la naturaleza, pero el hecho de tener un nivel tan alto, era impresionante. Hasta ahora no se conocía una especie que pudiese contener tanto ADN ajeno.

Sin embargo, este último estudio, financiado por la Universidad de Edimburgo, demuestra algo muy distinto. En él, los investigadores determinaron que los tardígrados poseen un genoma normal de nematodos. Solo un 0,7% de genes ajenos fueron encontrados en esta oportunidad, por lo que es posible que las muestras de los primeros estudios pudieran estar contaminadas.

Y el record en deshidratación va para…

Otro descubrimiento importante de la investigación fue el cómo los tardígrados pueden sobrevivir tanto tiempo sin agua. Estos son capaces de entrar en hibernación cuando se encuentran en un ambiente con poca o nada de agua y “despiertan” cuando encuentran un ambiente lo suficientemente hidratado para seguir funcionando.

El regreso a la vida de un tardígrado

Después de 30 años en criptobiosis, este "oso de agua" (tardígrado) ha regresado a la vida y el proceso ha sido realmente fascinante.

Posted by Xataka on martes, 26 de enero de 2016

Aparentemente esta extraordinaria habilidad es gracias a una clase especial de proteína que reemplaza el agua cuando esta es removida de las células del animal.

Estas proteínas particulares sirven como una protección para la estructura celular, lo que les permite persistir hasta que el agua ha vuelto, inclusive si esto tarda años. El estudio continúa explicando que las proteínas están detrás de muchas de las habilidades del animal, aunque la totalidad de lo que las proteínas hacen posible no está clara.

Quizás te interese:   La NASA reproduce los componentes del ADN en laboratorio

Ni ADN alienígena ni robado

Estos animalitos son tan difíciles de matar, que muchos empezaron a especular que probablemente tenían ADN extraterrestre en su genoma. En una oportunidad, por el año 2007 fueron llevados al espacio por una nave rusa llamada Foton-M3. El grupo de viajeros espaciales no solo resistieron el vacío del espacio, la radiación cósmica, el frío extremo y la ausencia de oxígeno, sino que no perdieron su capacidad reproductiva.

Sin embargo, el estudio destaca nuevas revelaciones sobre el origen de los tardígrados, indicando que están estrechamente relacionados con nematodos ordinarios. No, nada de extraterrestres. Llegaron a esta conclusión basándose en el hecho de que tanto los tardígrados como los nematodos carecen de los mismos cinco genes HOX, un grupo de genes selectores homeóticos, dejándolos con sólo cinco en lugar de los diez típicamente encontrados.

Si las cucarachas pueden sobrevivir a una guerra nuclear, tal y como se comprobó luego de la explosión que arrasó con las ciudades japonesas, estos animalillos pueden sobrevivir incluso fuera de nuestro planeta. Quizás Freezer tenía algo de la genética de los tardígrados y por eso era tan condenadamente difícil de matar.

Recuerden dejar sus comentarios, alimentan el debate y nos ayudan a mejorar.

Fuente: Public Library of Science

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.