Este Tenedor eléctrico simula sal en tus comidas

Este Tenedor eléctrico simula sal en tus comidas

Gracias a la electroestimulación, podemos comer comida sin sodio con el mismo sabor vibrante de la sal y sin perder nada de sazón.

La sal es uno de los condimentos predilectos para sazonar la comida. Sin embargo, la sal, que en esencia es sodio, causa numerosas complicaciones relacionadas con la presión arterial con el pasar de los años. Así que, cuando llegamos a cierta edad, las recomendaciones médicas son disminuir la cantidad de sal que usamos para sazonar.

Pero si llevamos una vida con cierto nivel de sodio en nuestras degustaciones, bajar ese nivel tiende a ser algo complicado pues la comida no tiene el mismo sabor.

Los japoneses nunca se quedan quietos, y ellos quieren que sigas disfrutando de tus comidas saladas sin el riesgo que ocasiona el consumo de sodio. Y como sabemos, absolutamente todos nuestros sentidos son sensores que reciben cierto tipo de impulsos y los envían al cerebro que es quien finalmente los interpreta. Por eso, han diseñado un tenedor capaz de engañar a tus papilas gustativas para que sientas que estas consumiendo comida salada.

Gracias a la electroestimulación, el prototipo de tenedor cuya fabricación no excede los 18$, envía pequeñas señales eléctricas que estimulan tus papilas gustativas para que tengas la sensación de estar comiendo alimentos salados. Bueno, el prototipo simula alimentos salados y amargos y se puede ajustar el nivel de estimulación, para que así cada quien le dé su toque de sazón a su comida.

Diseñado y fabricado utilizando la investigación sobre saborizante eléctrico en el laboratorio de la Universidad de Rekimoto en Tokio, el tenedor tiene un mango conductor que completa un circuito cuando los dientes hacen contacto con la lengua de un comensal, estimulando eléctricamente sus papilas gustativas.

Quizás te interese:   ¿Es la inteligencia artificial realmente un peligro?

El mango del tenedor incorpora una batería recargable y un circuito eléctrico. Cuando el usuario inserta la cabeza del tenedor en la boca con la comida mientras se pulsa un botón en el mango, un cierto nivel de corriente eléctrica se aplica a la lengua. El grado de salinidad varía en función de los hábitos alimenticios, la edad, etc.

Es una aplicación de una «prueba eléctrica para el gusto» que se utiliza para juzgar si una papila gustativa de la lengua está viva o muerta. Y se aprovecha el hecho de que la lengua siente salado o amargo cuando se aplica electricidad a la misma.

Aún es un prototipo y no se ha hablado nada de su comercialización, pero es, sin duda, una buena opción para las personas que tienen problemas de hipertensión o cualquier otra complicación causada por el sodio en los alimentos. Igualmente, antes de llegar a los anaqueles, debe pasar por una serie de pruebas de calibración para asegurarse de que los niveles de corriente aplicados no sean desagradables y el sabor sea lo más preciso posible.

¿Qué te parece? ¿Comprarías uno? Ahora falta una cuchara que simule el dulce para los diabéticos

Fuente: Nikkei Technology

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.