Este revolucionario proceso extrae petróleo, pero no te imaginas de donde

Este revolucionario proceso extrae petróleo, pero no te imaginas de donde

En EE.UU. han encontrado una forma de imitar los procesos geológicos de la madre naturaleza y fabricar petróleo con una materia prima prácticamente infinita.

No es fracking ni nada parecido. El petróleo podría producirse completamente en laboratorio, sin dañar ningún suelo. Al contrario, estaríamos limpiándolos, ya que la materia prima para este proceso son las aguas servidas.

Si, tus heces podrían convertirse en el combustible del futuro, y no precisamente por el gas generado, como en el caso de los vehículos que ya funcionan con aguas servidas, sino por un nuevo proceso llamado licuefacción hidrotermal, que imita los procesos geológicos de la madre naturaleza para fabricar petróleo, solo que en este caso no se trata de millones de años sino de unos minutos.

En Estados Unidos, las plantas de tratamiento de aguas servidas procesan unos 34 mil millones de galones diarios. Según los investigadores del Pacific Northwest National Laboratory, esto se podría transformar en 30 millones de barriles de biocrudo al año. Una forma interesante de deshacerse de las heces y otros desechos.

El problema de usar las aguas servidas para fabricar biocrudo, es que es demasiado húmedo, y se requiere el uso de gran cantidad de energía para secarlo y que los procesos convencionales de refinación puedan manejarlo.

El nuevo proceso deposita las aguas servidas en un reactor que es básicamente un tubo presurizado a 204 atm y calentado a 349 °C, que imita el mismo proceso geológico que convirtió la materia orgánica prehistórica en petróleo crudo al descomponerse en sus componentes más simples, sólo que se tardaría minutos en lugar de épocas.

Quizás te interese:   Mira el segundo tráiler de Batman Vs Superman: Dawn of Justice

El resultado final es muy similar a petróleo crudo fósil con un poco de oxígeno y agua mezclado y puede ser refinado como crudo utilizando plantas de fraccionamiento convencionales. Se estima que una sola persona podría producir suficientes residuos para dos o tres galones (7,6 o 11 L) de biocrudo cada año. Esto no significa el fin de las compañías petroleras tradicionales o la extracción de petróleo, pero sí proporciona no sólo una fuente de combustible, sino también una alternativa al tratamiento, transporte y eliminación de las aguas servidas.

El Biocrudo, producido a partir de lodos de plantas de tratamiento de aguas residuales, se ve y se desempeña prácticamente como el petróleo fósil

El Biocrudo, producido a partir de lodos de plantas de tratamiento de aguas residuales, se ve y se desempeña prácticamente como el petróleo fósil 
Imagen cortesía de WE & RF

Pacific Northwest National Laboratory ha autorizado su tecnología de licuefacción hidrotermal a Genifuel Corporation, con sede en Utah, que ahora está trabajando con el Metro Vancouver, una asociación de 23 autoridades locales en la Colonia Británica en Canadá, para construir una planta de demostración que debería iniciar operaciones en el 2018.

Los investigadores de Water Environment & Reuse Foundation observaron que el proceso tiene una alta eficiencia de conversión de carbono, con la conversión en biocrudo de casi el 60 por ciento del carbono disponible en el lodo primario.

Además del biocrudo, el proceso ha demostrado generar otros componentes. Tratando la fase líquida con un catalizador, se pueden crear otros tipos de combustibles y productos químicos, y la pequeña cantidad de sólidos resultantes del proceso, la cual contiene importantes nutrientes, puede ser usada para la fabricación de fertilizantes, ya que se ha demostrado que se puede recuperar fósforo de la misma. El proceso resultó igual de eficiente con otro tipo de desechos líquidos, como los residuos agrícolas.

Quizás te interese:   Astrónomos crean un árbol genealógico de las estrellas

Aunque no soy muy amante del combustible fósil, este proceso podría usarse para darle un uso a las toneladas de desecho que generamos cada año, ayudando así a disminuir un poco la contaminación de las fuentes de agua del planeta. Además, del crudo conseguido con este proceso, se puede obtener otros elementos importantes que no necesariamente producen emisiones a la atmósfera, como aceites y resinas.

Fuente: Pacific Northwest National Laboratory

Una Respuesta

  1. Julio Hernández 30 marzo, 2018

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: