Usando las células malignas para atacar el cáncer

Usando las células malignas para atacar el cáncer

Un nuevo tratamiento ha encontrado la forma de inducir a las células de leucemia a que busquen y eliminen células hermanas causantes de esta enfermedad.

Recientemente, los científicos investigaban como encontrar terapias de anticuerpos para el tratamiento de las personas con deficiencias de células inmunes en el que la médula ósea no produce suficientes glóbulos blancos. Esperaban poder encontrar anticuerpos que activaran los receptores en las células de la médula ósea inmaduras y las transformara en células maduras. En los últimos años, han tenido éxito, pero lo que no esperaban ver, sin embargo, fue que un puñado de estos anticuerpos a los cuales se les indujo el crecimiento, también convertían las células inmaduras de la médula ósea en tipos de célula completamente diferentes, como por ejemplo, células que normalmente se encuentran en el sistema nervioso.

Los investigadores incorporaron estos anticuerpos que se les indujo el crecimiento a una muestra de sangre humana rica en células peligrosas de Leucemia mieloide aguda, y lo que encontraron fue notable: los anticuerpos transformaron las células de Leucemia mieloide aguda en células dendríticas, células de apoyo clave dentro del sistema inmunológico. Con una exposición más larga a los anticuerpos, estas células fueron madurados aún más en las células que se asemejan, y se comportan de manera similar a, células que cazan y matan a amenazas en el cuerpo, incluyendo virus, bacterias y células cancerosas.

Estas células «asesinas naturales» (O NK por «Natural Killer»), representan una de las fuerzas de reacción rápida del sistema inmunológico. Pueden ser eficaces contra los virus y las bacterias y el cáncer de células incluso sin exposición previa. Ellos no tienen receptores altamente específicos para el reconocimiento de objetivos individuales, como las células T, sino que son capaces de detectar, de manera general, cuando una célula cercana está infectada o es cancerosa. Sin embargo, las células NK generadas con esta técnica no solo mostraron la capacidad de destruir el 15% de las células cancerígenas en una muestra en tan solo un solo día, sino que, aunque parezca increíble, aparentemente solo apuntan a su primer tipo de células, las de Leucemia mieloide aguda, y no otros tipos de células cancerosas.

Quizás te interese:   Logran usar máquinas microscópicas para administrar medicamentos

La leucemia es un tipo de cáncer bastante peligroso, ya que afecta a la sangre y a la médula ósea, ya que existe un rápido crecimiento de células blancas anormales o inmaduras que se acumulan en la médula ósea e impiden la producción de células sanguíneas normales. Poco a poco se va reemplazando la médula ósea por células cancerosas lo cual trae consigo un descenso en los glóbulos rojos, las plaquetas y los leucocitos.

Lo peligroso de este tipo de cáncer es que se puede reincidir y hacerse inmune al tratamiento, lo cual complica aún más las cosas. Sin embargo, si esta terapia funciona, podría ser una esperanza para aquellas personas que sufren de este tipo de enfermedades.

A las puertas de la realización de pruebas en humanos, los científicos piensan que si esta estrategia da resultados, no solo serían capaces de reducir la cantidad de células cancerosas en los pacientes, sino que podrían eliminarlas por completo, evitando la reincidencia.

Fuente: Medical Express

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.