Logran usar máquinas microscópicas para administrar medicamentos

Investigadores de la Universidad de California lograron por primera vez usar nanobots para administrar medicamentos en una criatura viva sin efectos secundarios.

Investigadores de la Universidad de California lograron por primera vez usar nanobots para administrar medicamentos en una criatura viva sin efectos secundarios.

Usando nanobots impulsados por un micro-motor propulsado por burbujas de gas creadas por una reacción con el contenido del estómago, lograron exitosamente administrar un compuesto de nanoparticulas dentro del intestino de un ratón vivo.

Los nanobots usados eran de forma tubular, de unos 20 micrómetros de largo y 5 de diámetro y cubiertos con zinc. Luego de que el ratón ingiriese los nanobots, el zinc reaccionó con el ácido clorhídrico presente en los jugos gástricos lo cual produjo burbujas de hidrógeno que propulsaron a los nanobots como a pequeños cohetes.

Los nanobots en forma de tubo

Una foto de los microbots tomada con un microscopio electrónico. La linea blanca representa 5 micrometros

Los nanobots alcanzaron una velocidad de 60 micrómetros por segundo hacia el exterior del estomago, donde ellos se integraron al tejido y luego se disolvieron liberando un compuesto de nanoparticulas directamente en el tejido.

De acuerdo a los investigadores, todos los nanobots que llegaron a las paredes del estomago, permanecieron unidos al tejido por 12 horas completas luego de la ingesta, demostrando de ese modo su eficacia. Mas adelante, el ratón fue sacrificado y la disección del estomago demostró que la presencia de los nanobots no representaron toxicidad alguna o daños en los tejidos. De acuerdo con los investigadores, esto está en linea con sus expectativas ya que el zinc es también un efectivo nutriente multiproposito.

Anteriormente también se habían usado nanobots, entre otras cosas, para la destrucción de el virus de la Hepatitis C. Pero estos eran propulsados por fuerzas externas. Los nanobots de zinc de los investigadores de la Universidad de California son los primeros autopropulsados y que son capaces de administrar nanoparticulas.

Quizás te interese:   Descubren una forma de almacenar datos usando iones

A pesar del gran éxito del experimento, no se ha anunciado si se realizaran mas pruebas o si empezarían a probar en humanos pronto. Esperemos que en un futuro no muy lejano podamos tener acceso a tratamientos para enfermedades complejas o, por que no, la destrucción selectiva de tejido cancerígeno.

Fuente: Slashdot

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.