La nueva meta del LHC: Buscar universos paralelos

La nueva meta del LHC: Buscar universos paralelos

A finales de Marzo de este año, arrancó nuevamente el LHC para su segunda vuelta, y esta vez tiene proyectos mas ambiciosos que encontrar el Bosón de Higgs.

El Super Colisionador de Hadrones (LHC por sus siglas en ingles) es el acelerador de partículas mas grande jamas construido. En la multitud de experimentos realizados antes de su receso por mantenimiento en el 2012, se realizaron varios descubrimientos, entre ellos, la confirmación de la partícula teorizada por Peter Higgs en 1964.

Esto, cambió muchas cosas en el mundo de la física, se comprobaron teorías y surgieron incontables preguntas. Y ¿Ahora que? Bueno, luego de un merecido descanso, a finales del mes pasado vuelve a la carga en su segunda ronda, y esta vez va, entre otras cosas, por la materia oscura.

La materia oscura recibe su nombre por la graciosa razón de que no podemos verla, por eso es oscura. Es un elemento predicho por la física para explicar el comportamiento de la materia visible en el universo, ya que se pueden apreciar sus efectos gravitatorios sobre esta. Según las ultimas observaciones, representa aproximadamente el 26% de la materia del universo observable y el 85% de la materia total del universo.

Con las nuevas capacidades del LHC después de su mantenimiento, que incluyen el doble de la potencia y cinco veces mas colisiones, si la materia oscura es un tipo de partícula, seguramente podrían detectarla como lo hicieron con el Bosón de Higgs.

Pero si esto te parece interesante, continua leyendo, porque hay mas. Según algunos investigadores, en esta ronda se podría generar suficiente energía en las colisiones para demostrar la existencia de universos paralelos, ya que se estima que la gravedad es capaz de viajar entre los universos, y en las pruebas, pudiesen generarse unos pequeños agujeros negros que permitirían la detección de otros universos a través de nuestras dimensiones.

Quizás te interese:   Carga tus gadgets haciendo ejercicio gracias a Ampy

La idea de un universo multidimensional ha sido casi un bastión para los escritores de ciencia ficción, pero en la realidad se hablan de dos teorías. Una, donde el espacio es convencional y en 4 dimensiones y la que propone la teoría de cuerdas, en la que tenemos un espacio con 10 dimensiones, en las cuales, 6 están «plegadas» y no podemos experimentarlas.

Se estima que para crear estos pequeños agujeros negros, se necesita una cantidad de energía que depende de cuantas dimensiones tiene nuestra realidad. En caso de tener 4 dimensiones, se necesitaría 1016 TeV, lo cual supera la capacidad actual del LHC por 15 ordenes de magnitud. Pero si hablamos de un universo con 10 dimensiones, la cantidad de energía necesaria, seria dramáticamente menor, tanto, que los investigadores creen que ya se ha logrado en experimentos anteriores del LHC.

El LHC esta diseñado ara alcanzar los 14 TeV, pero hasta ahora, solo ha llegado a los 5,3 TeV. Los científicos creen que estos pequeños agujeros negros se formarían al llegar a los 11,9 TeV, por lo que, al llegar el LHC a su máxima capacidad, deberíamos ser capaces de encontrarlos.

Fuente: Sitio oficial del CERN

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.