HAMR, la tecnología que revolucionará los discos duros

HAMR, la tecnología que revolucionará los discos duros

Estamos llegando a los límites físicos en cuanto almacenamiento se refiere. Por esto, debemos cambiar el enfoque, y esto es HAMR, un cambio de enfoque.

Los discos duros actuales, excluyendo los SSD o discos de estado sólido, son un conjunto de piezas mecánicas que hacen girar un plato, donde una aguja magnética lee y escribe los datos sobre el plato usando unos pequeños granos magnéticos. La aguja manipula las propiedades magnéticas de los granos para guardar la información.

El detalle de esta técnica es que los granos deben tener un alto grado de coercitividad, es decir, que puedan conservar sus propiedades magnéticas en presencia de campos magnéticos externos. Sin embargo, una mayor coercitividad, hace que manipular las propiedades magnéticas de los granos sea más difícil, pues hay que generar un campo magnético lo suficientemente potente para alterar sus propiedades, y lo bastante preciso para no alterar los demás granos circundantes.

Por este motivo, la máxima densidad de información por pulgada cuadrada que se ha logrado es de 1 Terabit por pulgada cuadrada ya que, para conseguir una mayor densidad, habría que disminuir el tamaño de los granos y crear campos magnéticos a ciertas escalas que sean precisos y suficientemente potentes se hace virtualmente imposible.

HARM proviene del inglés heat-assited magnetic recording que quiere decir grabación magnética asistida por calor. Es un nuevo enfoque propuesto por investigadores de la Universidad técnica de Vienna que consiste en usar pequeños lásers de alta precisión para calentar los granos magnéticos, ya que la coercitividad depende de la temperatura.

El método utiliza un láser para aumentar la temperatura de un grano individual por encima de la temperatura de Curie, un punto crítico que disminuye temporalmente coercitividad del grano. A continuación, un campo magnético relativamente pequeño se puede utilizar para escribir datos en este grano, mientras que los granos circundantes no se ven afectados debido a que no han sido calentados por el láser por lo que mantienen su alta coercitividad.

Hemos desarrollado un modelo de simulación realista de todo el complejo proceso HAMR, lo que permite calcular con precisión la dinámica de escritura de un dispositivo en una cantidad razonable de tiempo de simulación. En consecuencia, podríamos optimizar de forma sistemática los principales parámetros del proceso de escritura con el fin de mostrar que un dispositivo HAMR de 10 Tb/pulg2 y mucho más es viable y cómo se puede llegar a tales densidades.

Christoph Vogler, Co-autor del proyecto HARM.

Usando esta técnica, los investigadores lograron densidades de hasta 13,23 Tb/in2, lo que supondría un aumento de hasta diez veces la capacidad de almacenamiento en el mismo espacio de los discos duros convencionales. Así estaríamos hablando de discos de 3.5″ de hasta 60 TB de espacio.

Quizás te interese:   El futuro es ahora. Edición limitada de Pepsi Perfect

Actualmente lo investigadores solo corrieron una simulación, pero se corren rumores de que Western Digital quiere empezar a fabricar discos duros con esta tecnología antes de que finalice el 2016. ¿Tendremos discos de 60 TB en el mercado antes de fin de año?

Fuente: Phys.org

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.