Hallan en meteorito marciano estructura similar a una célula

Marte, el planeta rojo desde el espacio

Foto cortesía de la NASA

Nuevas evidencias de que bajo la superficie marciana existen las condiciones necesarias para la formación y evolución de la vida.

Una estructura ovoide biomórfica visible ha sido descubierta en el meteorito marciano Nakhla, hecha de arcilla saponítica nanocristalina rica en hierro y un material amorfo.

Por el año 1911, cerca de 40 rocas cayeron cerca del distrito de Abu Hommos de Alejandría, Egipto. (Uno de ellos se informa que cayó sobre un perro.) Para examinar la firma de los meteoritos del grupo llamado Nakhla, un trío de investigadores dirigido por Elias Chatzitheodoridis de la Universidad Técnica Nacional de Atenas tomó imágenes de alta resolución del fragmento, revelando las capas atómicas dentro del material.

En muchos aspectos se parecía a una célula biológica fósil de la Tierra, pero fue fascinante porque era, sin duda, de Marte. Nuestra investigación encontró que probablemente no era una célula, pero que alguna vez mantuvo agua, que se había calentado, probablemente como resultado del impacto de un asteroide.»

Ian Lyon  coautor del estudio, en la Universidad de Manchester

Para inferir el origen del ovoide, se empleó un gran conjunto de herramientas analíticas, incluyendo la microscopía electrónica de barrido y formación de imágenes de electrones retrodispersados, análisis de rayos X  de longitud de onda dispersiva, mapeo de rayos X, espectroscopia de Raman y análisis de espectrometría de alta resolución de imágenes con microscopio electrónico. La pared concéntrica del ovoide rodea un volumen originalmente hueco y exhibe estratificación interna de nanotexturas contrastantes pero la composición química es uniforme, y es probable que heredó su forma general de una vesícula preexistente en el cristal de mesostasis.

El espacio hueco, de unos 80 micras de largo y 60 micras de ancho, era mucho más grande que la mayoría de las bacterias terrestres en la Tierra.

A pesar de la forma general extremadamente biomórfica del ovoide, es muy poco probable que en sí fuera un organismo. Sin embargo, pudo haberse formado directamente por microorganismos, o podría haber atrapado material orgánico que venia de otra parte.

Elias Chatzitheodoridis  Universidad Técnica Nacional de Atenas

Los grandes asteroides golpeando Marte en el pasado podrían haber producido campos hidrotermales de larga duración que podrían sostener la vida en el planeta rojo, incluso en épocas posteriores.

No es demasiado frío, no es demasiado áspero. La vida tal como la conocemos, en forma de bacterias, por ejemplo, podría estar allí. Se trata de unir las piezas del caso de la vida en marte, vida que pudo haber existido y de alguna forma, podría existir todavía

Ian Lyon  coautor del estudio, en la Universidad de Manchester

El equipo ahora está investigando posibles firmas biológicas en Nakhla.

 

Fuente: IFLScience

Quizás te interese:   ¡Ya te tenemos listo el resumen de la semana!

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.