Esta bacteria se almuerza el plástico y lo desintegra

Esta bacteria se almuerza el plástico y lo desintegra

¿Cómo disponer del plástico que hemos acumulado durante tanto tiempo? Fácil, se lo damos de almuerzo a esta bacteria que lo desintegrará en un par de semanas

El plástico está en muchos aspectos de nuestra vida. De hecho, hacen posible la mayoría de las cosas que existen en nuestra vida moderna. Botellas, envases, forros protectores y hasta los mismos dispositivos contienen gran parte de su cuerpo hecho en plástico. Finalmente, es un producto versátil, durable y fácil de transformar. Pero existe un grave problema con respecto a el: Tarda cientos de años en descomponerse.

Obviamente, con el avance de la tecnología y el consecuente aumento de la producción de plástico, estamos ocasionando un impacto ambiental bastante fuerte. Porque, ¿Dónde vamos a meter todo el plástico que descartamos?

Existen métodos de reciclaje en el cual se reprocesa el plástico para convertirlo en nuevos productos. Pero generalmente no es del agrado de las compañías que producen bienes de plástico. Generalmente prefieren el plástico virgen que viene del petróleo por varias razones. Entre otras, la calidad del plástico resultante y las condiciones sanitarias del mismo son más elevadas que las del reciclado.

Esto puede estar a punto de cambiar gracias a un descubrimiento realizado por investigadores de la universidad de Kioto. En este, se demuestra como una bacteria puede descomponer el Tereftalato de polietileno (PET), uno de los plásticos más usados en la industria, en solo unas semanas.

Ideonella sakaiensis 201-F6 es el nombre de la bacteria cuya principal fuente de energía y carbono es el PET. Los investigadores de Kioto identificaron el gen en el ADN de la bacteria que es responsable de la enzima de digestión PET. A continuación, fueron capaces de fabricar más de la enzima y demostraron que podían dividir el PET solo con la enzima.

Quizás te interese:   Usan bacterias como disco duro biológico gracias a CRISPR/Cas9

Ideonella sakaiensis 201-F6 es capaz de disolver el PET en pocas semanas ya que lo usa como parte de su proceso metabólico

Cuando es cultivada en PET, esta cepa puede producir dos enzimas que son capaces de hidrolizar el PET, convirtiéndolo en sus dos monómeros ambientalmente benignos, ácido tereftálico y glicol de etileno.

Estos compuestos podrían ser usados para fabricar plástico nuevo y virgen que puede ser usado en los procesos de manufactura como si de un plástico directamente derivado del petróleo se tratase.

La edición genética llegó para quedarse. Las enzimas fabricadas ya se utilizan con gran éxito en una amplia gama de artículos de uso diario. Los detergentes biológicos contienen enzimas que «digieren» las manchas de grasa. Las enzimas usadas para endurecer el queso una vez que vinieron de los intestinos de los becerros, ahora se fabrican utilizando bacterias genéticamente modificadas.

Quizás en un futuro no muy lejano podamos diseñar genéticamente bacterias u otros organismos que ayuden a disminuir los niveles de CO2, acabar con el hambre, eliminar la radiación y hasta disminuir la polución.

Fuente: Science Magazine

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.