Encuentran evidencia de actividad hidrotérmica en Encélado

En Encelado existe actividad geologica e hidrotermica que pudiese dar pie a un ambiente propicio para la vida

Representación artística de la posible actividad hidrotérmica que tiene Encelado, una de las Lunas de Saturno, bajo su superficie.
Cortesía de la NASA/JPL

La sonda Cassini ha encontrado evidencia de actividad en esta luna de Saturno, lo cual podría generar el ambiente necesario para sustentar vida.

La sonda Cassini ha llego a la órbita de Saturno en el 2004 y desde el año 2005 ha estado escaneando la superficie de Encélado y analizando partículas.
Se han encontrado volcanes, agua en un océano bajo la superficie, evidencia de rasgos tectónicos como cañones y crestas, y lo mas interesante: Evidencia de actividad hidrotérmica.

Esto significa que el agua del océano interno de la Luna de Saturno, está siendo calentada por el magma interno y emergiendo a través de geysers hacia una parte mas externa de la Luna. Encélado también es famosa por su elevada actividad geológica, y estas dos características la hacen una excelente candidata para albergar vida.

El descubrimiento fue realizado por el Cosmic Dust Analyser a bordo de la sonda Cassini, que observó a detalle los anillos de Saturno y encontró partículas de polvo ricos en silicio. Se estima que estas partículas se originaron en el fondo del océano subterráneo de Encélado, donde existe agua a unos 90°C que disuelve minerales del interior rocoso. Luego, esta agua sube hasta llegar al punto en donde se encuentra el agua mas fría, lo que ocasiona que los minerales se condensen formando nano-granos de unos 2 a 8 nanómetros de radio. Luego, estos son expulsados de la luna a través de las erupciones de los geysers y entran en la fuerza gravitacional de Saturno, por lo que se integran a sus anillos.

Hemos buscado metódicamente explicaciones alternativas para los granos de nanosílice, pero cada nuevo resultado apuntaba a un solo y más probable origen.

Frank Postberg, científico en la Universidad de Heidelberg, Alemania

Aunque no se ha confirmado la existencia de vida en este cuerpo celeste, los científicos están muy emocionados por las implicaciones. Si una pequeña Luna orbitando a un gigante gaseoso que se encuentra fuera de la zona «Ricitos de Oro» de su sistema planetario tiene condiciones en las cuales la vida pueda evolucionar, es posible que en otros sistemas existan planetas que tengan este tipo de actividad en mayor abundancia.

Aquí un pequeño video (en ingles) donde explican un poco el descubrimiento hecho por la sonda Cassini:

Fuente: NASA

Quizás te interese:   Alliance Rubber Co fabricará bandas elásticas irrompibles

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.