Desarrollan una proteína que detiene el cáncer en ratones

Raton de laboratorio

Investigadores de Stanford desarrollaron una proteína que previene la diseminación del cáncer en ratones y por consiguiente detiene el avance de la enfermedad.

El principal problema del cáncer es, que luego de que un tumor se desarrolla en el cuerpo, las células cancerígenas pueden abandonar su sitio de origen y esparcirse por otras áreas u órganos, formando así nuevas tumoraciones. Este proceso es lo que se llama metástasis y es responsable por casi el 90% de las muertes por cáncer. La quimioterapia suele ser el recurso utilizado para frenar el avance de estas células y evitar la metástasis, pero desafortunadamente los efectos secundarios son bastante desagradables, ademas de que este método no siempre es efectivo.

Hace unos años, los científicos descubrieron un receptor llamado Axl que juega un papel crucial en la metástasis. Cuando el compañero del Axl, una proteína llamada Gas6, se combina con esta, una ola de señales se genera, la cual permite que la célula cancerígena escape del tumor original y se esparza a otras áreas del cuerpo. El equipo de investigadores dedujo que si se impedía la interacción del Axl y el Gas6, podrían detener la metástasis.

Usando una técnica conocida como Evolución Dirigida, crearon una versión de la Axl para usarla como señuelo. Esta nueva proteína mostró una fuerte interacción con Gas6, enlazándose a esta e impidiendo que se enlace con la versión normal presente en las células cancerígenas, y como resultado inhibiendo el proceso de metástasis. La Axl diseñada por los investigadores fue tan potente que generó un vínculo con la Gas6 100 veces más efectivo que la Axl natural.

Quizás te interese:   Baterías definidas por software ¿El futuro de las baterías?

En las pruebas, administraron esta proteína a ratones con un cáncer agresivo de ovarios y de mamas. Los ratones con cáncer mamario que se les administró el tratamiento tuvo un 78% menos signos de metástasis que el grupo control y el grupo que padecía cáncer de ovarios tuvo un 90% menos desarrollo de síntomas de metástasis que el grupo control.

Esta es una terapia muy prometedora que parece ser efectiva y no tóxica en los experimentos preliminares. Puede abrir todo un nuevo enfoque al tratamiento contra el cáncer.

Amato Giaccia. Líder del equipo de investigadores.

Ya que los resultados son bastante prometedores, los investigadores pasarán a realizar más pruebas en animales para asegurarse de su eficacia y seguridad antes de probarlo en humanos. Ademas, la cantidad que lograron producir en laboratorios es bastante reducida, por lo que están buscando la manera de aumentar la escala de producción.

Fuente: IFLScience

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.