DARPA prueba un implante para mejorar tu memoria.

DARPA prueba un implante para mejorar tu memoria.

¿Quién ha querido «tener más RAM»? Una metáfora relacionada con la capacidad de recordar que podría estar más cercano a la realidad de lo que piensas.

La memoria es un conjunto de impulsos eléctricos que se almacenan en nuestro cerebro. Bueno, más o menos. En realidad, la memoria es un conjunto de procesos y relaciones entre neuronas. Cada experiencia que tenemos forma unas conexiones llamadas conexiones sinápticas o sinapsis. Las sinapsis son conexiones entre una neurona y otra o entre una neurona y una célula por las que circula una carga eléctrica llamada impulso nervioso.

Cada vez que revivimos la experiencia, ya sea recordándola o volviendo a experimentarla, la sinapsis se hace más fuerte, permitiendo que los impulsos nerviosos sean más propensos a viajar por esa conexión, evocando así la experiencia más fácilmente. Ese es, a grandes rasgos, la descripción del efecto «Práctica», que es, mientras más realizas una actividad determinada, te vuelves mejor en dicha actividad. ¿Qué pasa cuando tienes problemas para recordar? Pues que ese «camino» no tiene suficiente fuerza como para que los impulso nerviosos lo prefieran.

Los investigadores de DARPA se encuentran trabajando en una tecnología que ya ha sido probada en algunos voluntarios humanos que permitiría mejorar la habilidad de recordar cosas de las personas que sufran de déficit de memoria, ya sea por algún deño cerebral o por alguna otra patología.

Restoring Active memory, R.A.M. (Poético ¿No?) es el nombre del programa de DARPA que podría mejorar la calidad de vida de estas personas con dificultades para recordar, e inclusive, podría ayudar a restaurar memorias perdidas.

Quizás te interese:   Conoce a Coradia iLint, el primer tren que funciona con hidrógeno

Para el estudio, se les implantó un pequeño arreglo de electrodos en las regiones del cerebro que se encarga de la formación de memoria declarativa, así como las regiones involucradas en la formación de la memoria espacial y orientación. Los voluntarios tenían problemas neurológicos no relacionados con la pérdida de memoria, pero igualmente iban a ser sometidos a una cirugía del cerebro, la cual se aprovechó para colocar los electrodos en su lugar.

El estudio tiene como objetivo dar a los investigadores la capacidad de «leer» los procesos neuronales que intervienen en la formación de la memoria y la recuperación, e incluso predecir cuándo un voluntario está a punto de cometer un error en el recuerdo. Los electrodos implantados también proporcionan un medio de enviar señales a los grupos específicos de neuronas, con el objetivo de influir en la exactitud de recuerdo.

Los resultados iniciales indican que sí es posible capturar e interpretar las señales clave o «códigos neuronales» que vienen del cerebro humano durante la codificación de la memoria y la recuperación, y mejorar la recuperación al proporcionar estimulación eléctrica específica del cerebro.

En otro proyecto relacionado, DARPA trabaja en una nueva tecnología que permitiría no solo mejorar la capacidad de recordar, si no también aprender habilidades físicas. Si, así como Neo en The Matrix.

Segú indican los investigadores, aprender una habilidad compleja puede tomar años de práctica, ya que no es solo el proceso de repetir los movimientos lo que importa, si no, la «re ejecución» mental y psicológica durante la vigilia y el sueño que permiten afianzar la habilidad. Así que, usando la tecnología R.A.M., combinada con ciclos de vigila y sueño, pretenden «enseñar» nuevas habilidades a los voluntarios, para ver si hay un incremento en el desempeño de la habilidad.

Quizás te interese:   Google presenta reCAPTCHA invisible ¿Facilidad o intrusión?

Si bien todavía estamos lejos de aprender «kung-fu» en 45 segundos, muy pronto puede que no sea tan descabellada la idea.

Fuente: DARPA

Añadir Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.